IncontinenciaUrinaria.Mx - Botox, nuevo tratamiento contra la incontinencia urinaria
Inicio | Noticias | Avances | Botox, nuevo tratamiento contra la incontinencia urinaria

Botox, nuevo tratamiento contra la incontinencia urinaria

Por
Botox, nuevo tratamiento contra la incontinencia urinaria

Prevendría las contracciones involuntarias de la vejiga

México D. F., 19 de Marzo (Redacción LaSalud.com.mx).- Entre la variedad de tratamientos para la incontinencia urinaria, estudios recientes han mostrado la utilidad de la toxina botulínica (Botox) para prevenir las contracciones involuntarias de la vejiga y permitir que ésta se vacíe cuando el paciente la comprime normalmente. El tratamiento ya se ha aplicado en pacientes mexicanos.

La incontinencia es la incapacidad para controlar la micción, puede variar desde una fuga ocasional hasta una incapacidad total para aguantar cualquier cantidad de orina. Es más común entre las personas de edad avanzada y en las mujeres. Los dos tipos principales de incontinencia urinaria son:

Incontinencia de esfuerzo: ocurre durante ciertas actividades como tos, estornudo, risa o ejercicio físico.

Incontinencia de urgencia: asociada a una necesidad imperiosa y repentina de orinar seguida de una contracción instantánea y la pérdida involuntaria de orina. El tiempo entre el primer momento en que se siente la necesidad de orinar y el momento de la descarga es muy corto.

La primera sensación de necesidad de orinar aparece cuando se han almacenado cerca de unos 200 ml de orina. En condiciones normales, el sistema nervioso responde ante esta sensación de estiramiento alertando a la persona sobre la necesidad de orinar mientras la vejiga sigue llenándose.

En promedio las personas pueden retener entre 350 y 550 ml de orina. La capacidad de llenar y almacenar la orina apropiadamente requiere un esfínter funcional (los músculos circulares que rodean la apertura de la vejiga) y una pared muscular (detrusor) de la vejiga estable y expansible.

La fase de vaciado exige que el músculo detrusor se contraiga apropiadamente para forzar a la orina a salir de la vejiga. Al mismo tiempo, el cuerpo tiene que ser capaz de relajar el esfínter para permitir el paso de la orina hacia fuera del cuerpo.

Algunas recomendaciones

Las opciones terapéuticas varían dependiendo de las causas y del tipo de incontinencia. Entre las opciones para manejar el problema, existen una serie de ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico, tales como:

Re-entrenamiento de la vejiga: Implica orinar de acuerdo con un horario, se tenga necesidad de hacerlo o no. Entre los tiempos, se hace lo posible para esperar al siguiente turno. Al inicio se tendrá la necesidad de hacer intervalos de 1 hora. Gradualmente, se pueden incrementar por espacios de media hora hasta que se llegue a orinar cada 3 a 4 horas sin goteo entre tiempos.

Ejercicios de Kegel: Contraer los músculos pélvicos por 10 segundos y después relajarlos por 10 segundos. Repetir 10 veces. Estos ejercicios se deben de hacer 3 veces al día y se pueden hacer en cualquier momento y en cualquier lugar, sin que nadie lo note.

Para encontrar los músculos pélvicos cuando se comienza con los ejercicios de Kegel, se detiene el flujo de la orina a mitad de la micción. Los músculos que se necesitan para hacer esto son los del piso pélvico. NO hay que contraer los músculos abdominales, de los muslos ni los glúteos y NO se debe hacer demasiado de estos ejercicios, pues esto puede empeorar la incontinencia, debido a fatiga.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0