IncontinenciaUrinaria.Mx - Día Mundial de la Incontinencia Urinaria
Inicio | Noticias | Internacional | Día Mundial de la Incontinencia Urinaria

Día Mundial de la Incontinencia Urinaria

Por
Día Mundial de la Incontinencia Urinaria

Este mes nos vestimos de gala con los festejos de algunos de esos “Días”, particularmente el 14 de marzo se hace una pausa para abordar un tema al que esencialmente hemos restado importancia: la Incontinencia Urinaria.

Con mayor frecuencia hemos ido sumando a nuestros calendarios varios “Día de…”, con la finalidad de recordar nuestra historia, festear nuestras victorias en distintos ramos y reconocer nuestras problemáticas. Es una manera de subrayar, de brindarle al menos un momento de reflexión a tal o cual temática.

La Incontinencia Urinaria no es un chiste, es realmente un problema de salud pública que afecta a una parte importante de la población (a más de 200 millones de personas en el mundo, según cifras de la OMS). Sin embargo, esos números no incluyen a personas que padecen esta afección pero no lo han compartido con su médico, ni con alguien de confianza, esto debido a la terrible sombra de vergüenza e ignorancia en torno a la Incontinencia Urinaria.

En muchos casos no se le presta atención al problema al relacionarlo con complicaciones propias en edades avanzadas y en otros, el temor social de hablar sobre tener una “fuga” y lo embarazoso del “qué dirán”, pesa más que buscar atención y solución médica. Lo realmente esperanzador al respecto es que casi cualquier tipo de incontinencia tiene solución con tratamiento farmacológico o quirúrgico, dependiendo del caso y de la zona dañada.

De ahí la importancia de los esfuerzos internacionales por comunicar, aclarar y acercar a la gente a informarse sobre la Incontinencia Urinaria. En este espíritu se instauro el Día Mundial de la Incontinencia Urinaria el 14 de marzo, un día en el que aplaudimos el empuje de los investigadores, laboratorios y médicos que pugnan por una mejor calidad de vida pese a esta afección; pero también para quienes han tenido el suficiente coraje, amor propio y preocupación de compartir sus experiencias con su igual para brindarle su apoyo y optimismo.

Es primordial que nos olvidemos de las escusas y del “me da pena”, y al primer rasgo de esta patología consultar a un experto, pues si bien la incontinencia de orina puede implicar ciertos cambios en nuestras actividades cotidianas, el correcto tratamiento puede reestablecer la confianza y también el ritmo de vida.

La fisioterapia, los tratamientos farmacológicos y las técnicas quirúrgicas (cerca de 150 procedimientos distintos) pueden solucionar hasta 95% de los casos, ayudando a restaurar el funcionamiento normal de la vejiga.

Y tal y como en la infancia la repetición fortaleció nuestro sistema motriz y aprendimos a controlar esfínteres, ahora de igual manera hay que adoptar medidas que sean funcionales para llevar una vida mejor; por ejemplo, con el entrenamiento de la vejiga, encontrando un patrón en la micción o accidentes, y una vez determinados estos momentos lo mejor es vaciar previamente la vejiga.

Entre otras opciones, los ejercicios de Kegel, simples de contracción que privilegian el fortalecimiento de los músculos, lo que también pueden ayudar para interrumpir el flujo de orina. Además, se han demostrado otros alcances para la aplicación de la toxina botulínica tipo A (Botox), más allá de plancharle las arrugas a quien sea dominado por su vanidad. En pacientes con incontinencia de orina, es altamente efectiva al lograr controlar la contracción anormal de la vejiga, actuando en la unión neuromuscular, inhibiendo la liberación de acetilcolina ocasionando una parálisis transitoria en el músculo detrusor, evitando su hiperactividad.

Es así, que lo bonito de los variados “Día de…” es que verdaderamente nos hacen recapacitar, indignarnos, preocuparnos, enorgulleceros, emocionarnos… pero lo más importante es que nos hacen actuar. Por lo que al identificar lo que nos aqueja y tener le determinación de actuar, podremos encontrar la solución correcta.

En este tenor, vale la pena recordar que:

-La expulsión involuntaria de orina es una alteración en la salud

-Es indispensable el apoyo de un profesional de la salud

-No debe ocultarse

-No debe ser embarazoso hablar al respecto

-Y lo mejor y más significativo es que puede tratarse

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

5.00